Rianxo, xeiteiro xeitoso.

Xeito. La palabra en sí misma, registra en la RAG hasta 9 acepciones diferentes, mostrándose bastante versátil para usarla en nuestro vocabulario. Pero el ámbito en el cual queremos hablar en este artículo estará relacionado con el mar. De modo que en su novena y última acepción la RAG define la palabra de la siguiente manera:

-Xeito, Arte de pesca que consiste en una red larga que se extiende y se deja durante horas para que la sardina que se desplaza con el cambio de marea malle en ella. A esta definición se le debería añadir el adjetivo de artesanal y sostenible. Artesanal porque prácticamente no se usan medios mecánicos en su proceso. Sostenible porque es un arte que con su método no esquilma la población de las especies a las cuales destina su labor.

Representación y esquema del arte do xeito.

Las principales zonas de trabajo de este arte eran y son las aguas de nuestras rías, predominando la actividad en las Rías Bajas, la de Vigo y la de Arousa. Con el paso del tiempo este arte artesanal y considerado desde siempre humilde, ha perdido presencia a medida que se reducían el número de embarcaciones que se dedicaban a trabajar con ella. El trabajo en las dornas de cuatro y cinco marineros fue dejando sitio a las nuevas embarcaciones con motor. Aunque el trabajo físico se aliviaba, los marineros han cambiado a otras artes que les ofrecían mayor rentabilidad. Con todo eso no se debe dar a olvido que su trabajo, ya fuese directa o indirectamente, ha dado de comer a innumerables familias del litoral gallego en tiempos pasados.

Atraque en el puerto de Rianxo un buen día de pesca. Tiempos de abundancia.

Por proximidad, podría decir que Rianxo ha sido uno de esos pueblos donde o xeito ha sido muy relevante. A día de hoy esa relevancia fué perdiendo terreno, la diversificación laboral en el mar y en tierra contrarrestó la importancia económica que generaba este arte artesanal, pero aún sigue siendo muy representativo en esta villa de la Ría de Arousa.

Tiempo de xoubiñas y sardinas.

Esta vinculación tanto histórica como laboral se reivindicó cuándo en el Diciembre del 2014, una delegación integrada por los patrones mayores de las Cofradías de Rianxo, Redondela, Cangas, A Pobra, ‘xeiteiros’ de Rianxo, Cambados, A Illa, Moaña y Redondela junto con el alcalde de Rianxo viajaron hasta el Parlamento Europeo para exponer las particularidades de este tipo de pesca y reclamar su no prohibición ante un decreto promulgado en marzo del 2014 donde se prohibían las artes de pesca de deriva. Finalmente, los trajeados de Bruselas que solo pisaron el mar en la playa, vieron el pescado en el plato o en acuarios y las redes que más usaron fueron las eléctricas, las inalámbricas y las sociales, entendieron  que era o xeito y la retiraron de esa prohibición.

Foto cedida por Historia de Rianxo

Gracias a esto, a partir de la primavera se puede seguir viendo los barcos y lanchas xeiteiras salir del puerto con la caída del sol dispuestos a largar las redes en las aguas de la Ría. En otros tiempos pasados estas redes alfombraban aceras y zonas del puerto mientras manos mañosas equipadas de navajas, agujas e hilo arreglaban los desperfectos causados en ellas. Estas imágenes se quedaron en el recuerdo salvo algún flash esporádico actual que aparece por el relleno. Y con el tiempo, ¿a ver quién lo hace?, porque los dedos de la actualidad operan más hábidos en las redes (sociales) con el smartphone que con la aguja. Aunque aún se puede captar esa imagen extinta. Quedan las manos expertas de Jesús Varela y de vez en cuando, Luis “Orella” se deja ver en el soportal de su casa arreglando alguna red. Por lo que quien quiera aprender el oficio y contar unas historietas tiene ahí buenos maestros.

“Do axexo” ou “Da lusada”.

Las embarcaciones suelen trabajar con este arte en dos franjas horarias diferente cada jornada. Al anochecer y al amanecer, horarios en los cuáles las xoubiñas, sardinas y bocartes enmallan mejor en las redes. De manera que según se capturen en un momento o en otro, se denominarán como xoubiñas “do axexo” o xoubiñas “da lusada”. La misma especie, pero con calificativo distinto. La diferencia no radica tan solo por ser cogidas al anochecer o al amanecer, sí no que también existe en la calidad del propio pescado, o eso dicen las sabias y expertas palabras de los marineros. Son más veneradas las de “la lusada”, por el simple hecho que a esa hora tienen el intestiuno vacio. Efectivamente señores, se ve que su hora bífidus actúa con el madrugador café mañanero. Veracidad o leyenda, esta teoría tiene sus bases en la experta sabiduría popular, y esas cositas tienen su estudio y romanticismo.

Capturando xoubas “da lusada”. ( Guerrillero e Manolo “Livin”).

Pero bien, después de consultar a la Bióloga Marina María Calvo, nos dice que ni todas las sardinas comen a la misma hora, ni tampoco todas sienten la llamada de la naturaleza a la misma hora, cual ser humano andante. De manera que una vez más lo científico desmonta el mito popular, pero doy por seguro que los rianxeiros seguirán pidiéndole preferentemente a las pescaderas las “xoubas da lusada”.

De Rianxo Rianxo.

– ¿Son de Rianxo las sardinas y las xoubiñas?

-¡¡Son, son!!. ¡¡De Rianxo Rianxo!!

La doble afirmación no da lugar a dudas. Y sí le mete otro Rianxo, ya l@ ponemos como hereder@s en el testamento. Así somos los gallegos.

Efectivamente, las de Rianxo son las auténticas, las referentes,  y si es así, por algún motivo será. Aparte del arraigo histórico son incomparables en sus cualidades organolépticas. El sabor y la textura es incomparable con las que se capturan a las afueras de la ría y no tienen comparación con las capturadas en aguas mediterráneas.

La escama que las viste como si fueran cabareteras con traje luminoso de lentejuelas plateadas, es fina y poco abundante, señal inequívoca de las sardinas y xoubas Rianxeiras. Que estén sin parte de la cabeza, rota al quitarlas de la red en la que mallan, clara señal que son del xeito. Las aguas de la ría, más cálidas y calmas, hacen que puedan coger un mayor aporte de grasa, consiguiendo así una intensidad de sabor más elevada y una mantecosidad en sus carnes sobresaliente. Por eso mojan el pan.

Asadas, fritas, en empanada de maíz, en empanada de trigo, guisadas, escabechadas, en caldeirada, rellenas, en conserva…Recetario amplio para disfrutar de estos manjares.

Predilección tengo por las más xeiteiras. Xoubiñas fritas. Sin tonterías. Previo paso por harina y buena fritura en buen aceite. Humilde compañía de unos cachelos, unos pimientos de Padrón y buen pan gallego. Vencerás de goleada ¡Hala bin, hala ban! ¡Hala bin bon ban!

No dejo atrás las empanadas de trigo, de xoubiñas o sardinas, pero hay que ser diestros en el amasado y en la zaragallada. Sin duda alguna, mamá Concha hace buena alquimia en este tema.

También trae boquerones el xeito. Así que inviertan unas horas para desespinarlos y prepararlos a la vinagreta, o aliñarlos con buen aceite y un poquito de ajo y perejil picadito es buen negocio. Después, disfrútenlos acompañados de unos pimientos asados caseros al frescor de una noche de verano.

Y sí quieres ser un master chef del universo cocinillas para flipar a los colegas, prepárense sus lomos desespinados de sardina, cúrenlos en sal durante unos minutos, lávenlos bien y consérvenlos cubiertos de aceite en el frigorífico. Con una rebanda de buen pan gallego tostado en el horno, unos pimientos de Padrón y un aceite ahumado prepara la venerada Tosta de San Xoán de Iago Castrillón. Te llenarás de orgullo y satisfacción.

Ahora bien, que no pase el verano sin hacer una hoguera de carozos y manchar la parrilla con sardinas o xoubas. ¡Y no me sean tiquis miquis! Prínguense los dedos con la grasa que desprenden los pescaditos mientras los apoyas en un trozo de pan de maíz.

Que más decir, pues que no se pierda este arte que nos trae de las rías estos manjares únicos. Los afortunados que disponemos de ellos todos los días quizás no le otorguemos todo el valor que tiene. Pero os digo por experiencia, que son tesoros que no deja indiferente a quien los prueba por primera vez, o año tras año, aún teniendo mucho recorrido en el mundo de la gastronomía.

Ai Rianxo Rianxo pájaro pinto,
a janansia do peixe xa se vai indo,
xa se va indo Rianxo, xa se marchou,
ai Rianxo Rianxo, quen a levou.

Comedere. Rianxo, Junio de 2018