¿La mesa?. Accesible, por favor.

Mesa accesible en altura, anchura y pofundidad

Desgraciadamente en los tiempos que corren, las PMR nos encontramos en el ámbito público y privado con barreras que pueden condicionar en mayor o menor grado nuestra movilidad o independencia en el transcurso de la vida social diaria. Fijando el foco en el ámbito personal y concretamente en los establecimientos hosteleros, posiblemente ningún empresario de este sector se le pasó por su cabeza que una persona que se desplace en silla de ruedas podría ver condicionada su estancia en una de las mesas de su establecimiento en función de las medidas o modelo de las mesas que eligió para su negocio.

Pues sí señores, algo tan simple y que pasa totalmente desapercibido puede resultar un importante incordio para una persona que se desplace en silla de ruedas.

¿Cuál es el motivo?

Las medidas de contorno de una silla de ruedas no son las mismas que las de una persona sentada en una silla. Las medidas del contorno de la silla de ruedas suelen ser mayor, tanto al ancho, al alto como al largo. En función de estas medidas y con la otra variable que será la medida de la mesa, distintas en función del modelo, completamos la ecuación para hallar un resultado óptimo y favorable que no condicione a las personas que se desplacen en silla de ruedas.

Basándonos en este condicionante, en Comedere creamos un pictograma que indique dicha accesibilidad o no accesibilidad a la mesa que exista en el establecimiento, dando a ver esta característica en la calificación Gastroaccesible que creamos con dichos dibujos gráficos.

Para concretar medidas mínimas de mesas accesibles, podemos leer el artículo del siguiente enlace.

Las Medidas Accesibles en la Hosteleria